16 abr. 2009

LA LABOR DE UN CORRECTOR DE ESTILO

PORQUE LA PERFECCIÓN SE ENCUENTRA EN LA REVISIÓN...



¿Cuán importante es la redacción en la labor de un periodista? Probablemente su herramienta más básica y fundamental. Un periodista antes que nada debe ser escritor y filósofo: Pensar, analizar, críticar y escribir.


Pero muchas veces, los periodistas no encuentran la mejor manera de expresar con palabras lo que piensan o las conclusiones de sus trabajos investigativos y cuando finalizan su nota, requieren de una persona que tenga el conocimiento y la capacidad para corregir ese texto con el fin de mejorarlo.


Ah lo poco agradecidos que solemos ser con los Correctores de Estilo. Esas personas que hacen que una simple redacción periodística se transforme en una obra literaria de gran valor.


No se debe ser mediocre ni “arrecostados”, la perfección en el trabajo tiene que ser el objetivo final de cualquier periodista y tampoco podemos ser tan ególatras de creer que un simple borrador está listo para publicarse.


Como yo misma he descubierto con el paso del tiempo, no importa cuántas veces revises tu artículo, siempre habrá algo que mejorar.


Y encontrar ese algo en ocasiones lo hace mejor una segunda persona, alguien que se muestre más lejano a la pasión que te llevó a decidir escribir sobre ese tema.


El Corrector de Estilo es nuestro maestro y guía, quien le pone el envoltorio a nuestro regalo para el público: Un buen escrito no es nada, aunque su tema sea de gran valor y su enfoque original y creativo, sino cuenta con una buena presentación, ortografía, léxico, estructura, morfología, sintáxis, claridad, concisión y eliminación de vicios.


Es por esta razón que yo propongo que cuando se publique una nota que pasó por el escritorio de un Corrector De Estilo, al lado de donde dice “escrito por” diga también “corregido por”, puesto que un diamante en bruto quizá no se aprecie igual que uno pulido y preparado para brillar con luz propia.


Además hay que ser sinceros, existen casos donde prácticamente el que más trabajó en una noticia o ensayo fue el Corrector de Estilo, puesto que el periodista no tiene el talento o el tiempo para fijarse en los detalles o tan simple como para escribirlo de la manera adecuada.


Así que gracias a todos los Correctores de Estilo que no nos dejan, como lectores cotidianos de periódicos y revistas que somos, descepcionarnos de lo que leemos, o por lo menos no tanto.